El Trabajo en Grupo

Documentos
457views {views}
3
(71)

El trabajo en grupo de manera cooperativa

El trabajo en grupo ha ganado una atención creciente durante las últimas décadas, y en la actualidad representa una de las modalidades de aprendizaje más importantes y representativas del paradigma constructivista. Visto desde el concepto de Roselli se habla de grupos que interactúan entre iguales de manera cooperativa.

Esta teoría se complementa con la postura de Ausubel sobre el “aprendizaje significativo” y con la reflexión de Camilloni sobre la evaluación de trabajos elaborados en grupo, donde se enfatiza más a fondo los valores y beneficios de dicha metodología.

El método de trabajo grupal trata del aprendizaje y la actividad intelectual cooperativa que se incorporó como una estrategia de enseñanza en el espacio pedagógico. Didáctico en todos los niveles de educación, como un reflejo del zeitgeist (espíritu de la época) de las nuevas generaciones.

Es entonces su propia naturaleza que lo vincula directamente con el contexto del nuevo tejido sociocultural emergente. Esta metodología en cuestión, bajo la perspectiva neopiagetiana y neo-vygotskiana, se comprende como un complemento entre el conflicto sociocognitivo y la intersubjetividad.

El primero alude a la necesidad de confrontación de puntos de vista distintos como condición del crecimiento intelectual. El segundo a la necesidad de construir intersubjetivamente, en un plano de colaboración recíproca, los conceptos y conocimientos a aprender. (Roselli, 1999, p. 80).

Estas dos visiones se potencializan evidentemente a través del trabajo en grupo, en donde varias personas contribuyen con conocimientos complementarios e incluso a menudo, con posturas contrarias; los resultados se nutren por la interacción en colectivo y por la confrontación de ideas diferentes; se producen rupturas cognitivas que se reorganizan mediante acuerdos y negociaciones desde distintos puntos de vista, la tarea final se enriquece, se resuelven los conflictos y se produce el aprendizaje profundo.

Ausubel menciona que este proceso que denomina aprendizaje significativo, se genera como un puente entre los nuevos conocimientos y los saberes previos; en el contexto del grupo, se facilita la construcción de este puente cognitivo entre lo nuevo y lo existente, ya que a los saberes propios de un individuo, se suman los conocimientos previos de todos los integrantes.

Es así como los integrantes de un grupo se benefician unos a otros para alcanzar nuevos conocimientos; un individuo contribuye con otro, dándole lo que le falta para completar su aprendizaje, lo que en el concepto de Vygostki se define como zona de desarrollo próximo.

Como se puede evidenciar, la esencia de este método educativo enfatiza claramente la calidad del aprendizaje sobre la cantidad de la información memorizada, lo que equivale en su máxima síntesis a la oposición del paradigma conductista frente al constructivista.

Te recomendamos leer  Teoría de las Ventanas Rotas

Lo que parece un eje transversal en la sociedad responsable o el paradigma ecológico, como lo llama Capra, es la recuperación de valores, de sentido, del significado del individuo en relación consigo mismo y con la sociedad. Por lo tanto, para fortalecer el planteo de esta reflexión en general, se considera relevante destacar lo que el trabajo en grupo, logra y desarrolla en los alumnos.

Aprendizajes de el trabajo en grupo

Anijovich (2010) menciona que esta práctica estimula habilidades de interacción social, ayuda a aceptar otros criterios, a estudiar y trabajar con otros, a tomar responsabilidad del trabajo compartido, a comprender la posición de los otros, a tomar roles diferentes para mediar otras posiciones o a solucionar desacuerdos.

Por lo tanto, la misma autora llega a la conclusión de que el valor del aprendizaje en grupo es cualitativamente superior al del trabajo individual.

De igual manera, Roselli (1999) menciona los logros notables que se generan además del mero aprendizaje: se mejora el autoestima individual, se fortalece el autoconcepto, provoca motivación y permite la aceptación social; se ensaya una forma de convivencia basada en la empatía que contribuye a la formación del individuo para relacionarse con otros, para aprender a escuchar y dialogar, para llegar a acuerdos y decisiones en conjunto.

Se concluye entonces que la suma de los conocimientos de todos los integrantes del grupo lleva a un aprendizaje que va más allá de la resolución de la tarea y los procesos cognitivos en sí. El todo es más que la suma de sus partes, es la síntesis del concepto de la sistémica que a su vez forma el fundamento de la relación horizontal de los nuevos modelos sociales, la formación de redes y la esencia de la ecología profunda de Capra.

Es un enfoque holístico en donde cada elemento, cada persona, incluso cada alumno, contribuye con su conocimiento a este tejido intangible y a la vez se estimula, acelera y profundiza el aprendizaje y el crecimiento mediante el intercambio y la relación con los demás.

Las personas no son seres aislados y por naturaleza conviven en grupos y colectivos. Mientras más heterogéneos son éstos en el ámbito del aprendizaje, más oportunidades de intercambio y crecimiento existen, más diversos y amplios se vuelven sus conocimientos y más provechosos son los resultados.

(Fuente: https://fido.palermo.edu/servicios_dyc/publicacionesdc/vista/detalle_articulo.php?id_libro=571&id_articulo=11851)

¿Cómo valoras este contenido?

¡Haz click en una estrella para calificarla!

Si te gustó este contenido...

¡Compartilo en redes sociales!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.