Dinámica Kemps

Dinámica Kemps
3.6
(997)
Dinámica de Caldeamiento o Rompehielo

Objetivo de la dinámica Kemps:
– Promover un clima distendido y energizante

Desarrollo

Dinámica Kemps es un divertido y trepidante juego de cartas de estrategia que implica trabajo en equipo en el que un jugador de una pareja intenta conseguir cuatro iguales. Una vez que obtenga un póquer (cuatro iguales), debes realizar una señal no verbal y secreta para intentar que tu compañero grite la palabra «¡Kemps!» sin ser atrapado por un oponente.

Dado que Kemps es un juego de parejas, es necesario tener un número par de jugadores. Forme parejas y siéntense en círculo, con los compañeros sentados uno frente al otro.

Todos los jugadores deben mirar hacia el centro. Las cartas se repartirán en el centro del círculo, idealmente sobre una mesa.

Antes de comenzar a jugar, haz que cada pareja se reúna brevemente para generar una señal secreta.

Esta señal debe ser un gesto o movimiento no verbal que no sea demasiado obvio, pero que pueda verse claramente. Buenos ejemplos de señales incluyen: tirar del lóbulo de la oreja, sacar la lengua, guiñar el ojo derecho, etc.

Mezacla las barajas y reparte el mazo hasta que cada jugador tenga un total de cuatro cartas en su mano. Para comenzar una ronda, reparte cuatro cartas más, boca arriba, en el centro de la mesa.

Asegúrese de que todos los jugadores puedan acceder a las cartas.

Cuando comienza la ronda, los jugadores pueden coger rápidamente cartas del centro de la mesa. Cuando tomas una carta de la mesa debes reemplazarla con una carta de tu mano.

No hay turnos ni orden establecido en Kemps; es un juego libre para que puedas tomar y descartar cartas rápidamente. Cualquier carta intercambiada de tu mano se coloca boca arriba sobre la mesa.

Te recomendamos leer  Tecnología de Espacio Abierto

Esta carta estará en juego para los demás jugadores. No puedes tener más de 4 cartas en tus manos a la vez.

Una vez que ningún jugador quiera ninguna de las cuatro cartas en el centro, retira las cuatro cartas de la mesa y reparte cuatro cartas más de la misma manera. Este proceso de tomar y reemplazar cartas en las manos de los jugadores se repetirá varias veces.

Una vez que consigas formar un póquer en tu mano, el objetivo es hacer que tu compañero grite en secreto la palabra «¡Kemps!». Para ello, realizas en silencio la señal no verbal que tú y tu compañero acordaron antes del juego.

Una vez que alguien dice «Kemps», su compañero debe revelar su mano, en caso de acertar, entonces el equipo gana esa ronda y gana un punto. Si esa persona no tiene póquer (declaración incorrecta), entonces el equipo pierde un punto.

Cuando descubres que un jugador de otro equipo tiene un póquer, puedes gritar «¡Hay un Kemps!» y señala al jugador que crees que tiene un póquer. Si aciertas, ganas un punto, si te equivocas, pierdes un punto.

Dinámica Kemps posibilita trabajar sobre los siguientes temas: distensión, interacción, concentración, desinhibición

¿Cómo valoras este contenido?

¡Haz click en una estrella para calificarla!

Si te gustó este contenido...

¡Compartilo en redes sociales!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *