Dinámica La Rana Auténtica

Dinámica La Rana Auténtica

Dinámica La Rana Auténtica

Dinámica de Conocimiento

Objetivo de la dinámica Dinámica La Rana Auténtica:
– Reflexionar acerca del concepto de autenticidad y perfección
– Repensar nuestro comportamiento social y grupal
– Comprender cuan importante es la mirada y opinión de los otros

Desarrollo

Para realizar esta dinámica hemos recurrido a un cuento del escritor hondureño Augusto Monterroso Bonilla. El objetivo es que el grupo reflexione sobre diferentes conceptos que atraviesan el acontecer social.

El cuento se llama «La rana que quería ser una rana auténtica» y posibilita hablar de la búsqueda de la perfección y la aceptación social. La importancia de la opinión de los demás en la construcción de nuestra identidad.

El coordinador o la coordinadora propondrá armar subgrupos de cuatro o cinco personas para trabajar el cuento. Se le debe distribuir una copia a cada participante y que un colaborador por grupo lea en voz alta.

Luego se le propone que cada subgrupo trabaje los diferentes conceptos que aparecen en el cuento. Por ejemplo, autenticidad, perfección, aceptación social, identidad, etc.

La rana que quería ser una rana auténtica

Había una vez una rana que quería ser una Rana auténtica, y todos los
días se esforzaba en ello.

Al principio se compró un espejo en el que se miraba largamente
buscando su ansiada autenticidad. Unas veces parecía encontrarla y otras
no, según el humor de ese día o de la hora, hasta que se cansó de esto y
guardó el espejo en un baúl.

Por fin pensó que la única forma de conocer su propio valor estaba en
la opinión de la gente, y comenzó a peinarse y a vestirse y a
desvestirse (cuando no le quedaba otro recurso) para saber si los demás
la aprobaban y reconocían que era una Rana auténtica.

Te recomendamos leer  Dinámica Acomodar con Lógica

Un día observó que lo que más admiraban de ella era su cuerpo,
especialmente sus piernas, de manera que se dedicó a hacer sentadillas y
a saltar para tener unas ancas cada vez mejores, y sentía que todos la
aplaudían.

Y así seguía haciendo esfuerzos hasta que, dispuesta a cualquier cosa
para lograr que la consideraran una Rana auténtica, se dejaba arrancar
las ancas, y los otros se las comían, y ella todavía alcanzaba a oír con
amargura cuando decían que qué buena rana, que parecía pollo.

Dinámica La Rana Auténtica
IDEAS PARA EL MOMENTO DE REFLEXIÓN Y DEBATE

Para finalizar en grupo grande se abre un espacio de debate y reflexión para compartir los conceptos elaborados en cada subgrupo.
¿Qué reflexiones hicieron? ¿Cómo se relaciona lo repensado con su vida cotidiana?

Dinámica La Rana Auténtica posibilita trabajar sobre los siguientes temas: conducta, creencias, estereotipos, naturalizar, valores, pensamiento crítico

Ayudanos a divulgar este contenido y que llegue a más personas, por favor compartilo en las redes sociales
error

Te pueden interesar las siguientes publicaciones:

Author: admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *