Persona Empática

Documentos
3.4
(421)

¿Eres una Persona Empática?

Una persona empática es una persona muy sintonizada con los sentimientos y emociones de otras personas que la rodean. Los empáticos sienten lo que otra persona siente en un nivel emocional profundo.

Su capacidad para discernir lo que sienten los demás va más allá de la empatía, que se define simplemente como la capacidad de comprender los sentimientos de los demás. En cambio, ser empático se extiende a asumir esos sentimientos.

La ciencia está dividida sobre si realmente existen o no verdaderos empáticos, personas que pueden aprovechar y asumir las emociones de quienes los rodean, aunque muchas personas afirman tener tales habilidades.

Sabemos que los investigadores han descubierto lo que han denominado «neuronas espejo» en el cerebro, que pueden ayudarnos a reflejar las emociones de aquellos con los que entramos en contacto. Y parece que algunas personas pueden tener más neuronas espejo que otras, lo que sugiere que pueden existir personas empáticas.

¿Cuáles son los signos de un empático?

¿Cómo puedes saber si eres empático? Algunos de los rasgos empáticos comunes incluyen:

Empatía

No hay duda de que algunas personas son más propensas a la empatía que otras. Todos hemos conocido a alguien en nuestras vidas que simplemente tenía el don de leer nuestros sentimientos, al igual que todos hemos conocido a personas que parecen completamente desconectadas de los sentimientos de quienes los rodean.

Intuición

Los empáticos también tienden a tener un gran sentido de la intuición. Confían en sus instintos y, a menudo, siguen su instinto al tomar decisiones.

Te recomendamos leer  Los papeles en la comunicación grupal

Debido a que están tan atentos a cómo se sienten los demás, pueden captar información sutil o pistas que podrían ayudarlos a guiar su toma de decisiones.

Cariñoso

Las personas que se describen a sí mismas como empáticas también tienden a preocuparse mucho por los demás. Entienden las necesidades, los deseos y los miedos que enfrentan los demás, por lo que un empático puede esforzarse por asegurarse de que otras personas tengan las cosas que necesitan para sentirse seguros y felices.

Debido a esto, las personas pueden describirlos como tiernos o afectuosos. Sin embargo, esta tendencia a veces puede dificultar que los empáticos establezcan límites con los demás.

Sensibilidad

Los empáticos no solo son sensibles a las emociones, sino que tienden a captar otros aspectos del entorno. Esto significa que pueden ser más conscientes de las imágenes, los sonidos, los olores y otras sensaciones físicas que otras personas pueden no notar.

Como resultado, a un empático le pueden molestar más ciertos olores o distraerse más fácilmente con los ruidos de su entorno.

(Fuente: https://www.verywellmind.com/)

¿Cómo valoras este contenido?

¡Haz click en una estrella para calificarla!

Si te gustó este contenido...

¡Compartilo en redes sociales!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *