La Técnica Veintiuno

Técnica de Análisis
3.6
(447)

¿Cómo Aplicar la Técnica Veintiuno?

La Técnica Veintiuno es una poderosa herramienta para tomar decisiones basadas en la sabiduría colectiva y es ideal para evaluar múltiples ideas. A veces puede ser difícil saber si una idea en particular que su grupo está adoptando es realmente la más preferida.

Distribuya una ficha y un bolígrafo a cada participante. Indique a cada persona que escriba las letras «A», «B», «C» y la palabra «Total» en el lado izquierdo de su tarjeta, una debajo de la otra.

Plantee su pregunta o declaración e invite a todos y todas a escribir su respuesta en el otro lado (en blanco) de la tarjeta. La respuesta debe ser de la manera más clara, sucinta y legible posible.

La pregunta a realizar depende del tema a trabajar por el grupo y/o quien lo coordina. Por ejemplo, podría preguntar o decir lo siguiente:

  • ¿Qué es el liderazgo comunitario?
  • La facilitación eficaz del grupo significa…
  • Una cosa que nuestro grupo podría hacer para mejorar es…

Ahora es el momento de permitirle a su grupo un minuto o dos para considerar su respuesta a su pregunta/afirmación. Cuando esté listo, anuncie que en el transcurso de tres rondas distintas, llamadas A, B y C, cada persona tendrá una breve conversación con un compañero o compañera para discutir las respuestas dadas por cada uno.

No se pude repetir la pareja de conversación, en cada ronda (A, B y C) se deberá dialogar con personas diferentes.

Iniciar la actividad

Para comenzar, quien facilita debe tomar todas las tarjetas y mezclarlas. Una vez barajadas, distribúyalas y asegúrese de que nadie tenga su propia tarjeta, es decir, si es así, simplemente intercámbiela con otra persona.

Invítelos a formar parejas y conversar durante 1 minuto sobre cada una de las dos ideas/respuestas que tienen en las tarjetas. Cuando esté listo, indique a cada pareja que asigne un total de siete puntos entre las dos respuestas.

Deberán optar una puntuación según su preferencia combinada y relativa, es decir, las dos puntuaciones deben ser iguales a siete puntos. Por ejemplo, una pareja puede otorgar 5 puntos a la idea expresada en una tarjeta y solo 2 puntos a la otra.

Te recomendamos leer  Análisis FODA

Indique a cada persona que escriba la puntuación asignada a esa idea junto a la letra «A» en el reverso de la tarjeta en la que está escrita esa idea.

Ahora está listo para lanzarse a las siguientes rondas. Simplemente repita todos los pasos anteriores: redistribuya las tarjetas, verifique que todos tengan una nueva tarjeta (y no la suya).

Deben formar nuevas parejas y discutir los méritos relativos de estas dos nuevas ideas y luego otorgar un total de siete puntos compartidos entre ellos. La puntuación la deben asignar a la letra «B» y posteriormente a la letra «C».

En el transcurso de tres rondas, se espera que cada persona haya visto y discutido un total de seis nuevas ideas (ninguna de las cuales es propia). Al completar la tercera ronda, pídale a cada persona que sume el total de puntos otorgados. a la idea escrita en su tarjeta (para las tres rondas) y escriba esta suma al lado de la palabra «Total».

Comenzando con 21, consulta a tu grupo para identificar la idea que recibió un total de 21 puntos, es decir, esta idea obtuvo 7 puntos en cada una de las tres rondas. Escriba esta idea (si la hay) en papel de rotafolio o en una pizarra para que todos y todas la vean.

Luego, consulta por las tarjetas con una idea valorada en 20 puntos, luego 19 puntos, etc. Continúa este proceso hasta que hayas identificado y enumerado las 3 a 5 ideas principales de tu grupo.

¿Cómo valoras este contenido?

¡Haz click en una estrella para calificarla!

Si te gustó este contenido...

¡Compartilo en redes sociales!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *