Roles de Meredith Belbin

Documentos
62views {views}
3
(51)

Los 9 roles de Meredith Belbin

Belbin es autor del libro “Los roles en el trabajo de equipo” y estudió cómo se desenvolvían muchos equipos de trabajo en las empresas. Se habla de los roles de Meredith Belbin porque estableció que la receta del éxito de un equipo reside en tener 9 roles distintos.

Investigó por igual a aquellos equipos que tenían éxito, como a los que fracasasaban en el objetivo de sus actividades. Tras analizar los motivos de por qué unos funcionaban y otros no, se dio cuenta que cada grupo de trabajo necesita tener distintos perfiles de integrantes.

Meredith Belbin afirmaba que cada figura se debe asignar según la tendencia de comportamiento y fijó 3 tipos de roles:

  • Sociales: son los encargados de dirigir y organizar el grupo, tanto de forma interna como externa.
  • De acción: está claro, aquí tenemos a los ejecutores. Mientras en los otros 2 tipos se pueden perder en el proceso, estos serán los encargados de conseguir finalizar cualquier tarea.
  • Mentales: aquí entran en juego la creatividad, la estrategia y las ideas. Los planes siempre saldrán de aquí.
La importancia del equilibro de perfiles dentro del equipo

Para que un equipo pudiese desarrollarse de manera efectiva, Belbin entendía que debían haber personas que representasen todos los tipos de roles. Y aunque hubiese perfiles de todos, tampoco sería positivo que uno de los sectores fuese mucho más grande que los demás.}

Por ejemplo, si faltasen personas dentro del perfil social la cohesión del equipo se resentiría. Las ordenes no se transmitirían de forma correcta, lo que afectaría a la organización y a la coordinación del trabajo. En otras palabras, sería el caos.

En cambio, si lo que no hay son personas «de acción» lo que se debilitará será nuestra parte más finalizadora. Sin ejecutores, las fechas de entrega no se cumplirían o los procesos se retrasarían de forma indecible. ¿Y que ocurre si faltan los «brainstormers» o los generadores de ideas? En este caso, las consecuencias se verían en la calidad de los resultados.

Los productos o soluciones que desarrollase el equipo serían más mediocres y simplones. Ahora que están claras las consecuencias de un desequilibrio de fuerzas dentro del conjunto, se entiende por qué Belbin insistía tanto en que un equipo solo sería eficaz si había una proporción en los perfiles.

Te recomendamos leer  Los beneficios de las dinámicas grupales
Los 9 roles de equipo de Belbin

No hay roles mejores o peores e insistimos en la idea que destacaba Belbin, todos los perfiles son importantes ya que todos aportan beneficios al equipo:

  1. Coordinador (p. social): sería como el entrenador de un equipo de fútbol. Es el responsable de comunicar los objetivos y funciones de cada integrante. También es el que organiza el trabajo al poder delegar o repartir cada tarea.
  2. Cohesionador (p. social): es el bombero del grupo ante cualquier conflicto o disputa que pueda surgir. Su potencial es su capacidad de tranquilizar y de favorecer la unión. Tiene un carácter pacífico, tranquilo y cooperativo.
  3. Investigador de recursos (p. social): es nuestro relaciones públicas. Suya es la baza de generar contactos y todos los beneficios que ello implica. Si se necesita información del exterior este es el encargado.
  4. Implementador (p. de acción): aquí tenemos a la persona que es capaz de convertir los planes, las ideas y las estrategias en acciones definidas y concretas.
  5. Impulsor (p. de acción): es el representante de la valentía y la iniciativa. Son los movilizadores del equipo y los encargados de que la energía y el ritmo no decaigan.
  6. Finalizador (p. de acción): el perfeccionista. Se trata del miembro responsable de revisar todos los detalles para que todo esté perfecto y bajo los criterios fijados.
  7. Cerebro (p. mentales): la creatividad y la originalidad al poder. No solo se encarga de aportar nuevas ideas, sino también soluciones.
  8. Especialista (p. mentales): es el integrante que domina el sector como la palma de su mano. Su fuerte son las partes más específicas.
  9. Monitor evaluador (p. mentales): el crítico. Siempre se está replanteando el método y las acciones realizadas para intentar obtener mejores resultados.

(Fuente: https://www.gestion.org/grupo-de-trabajo/)

¿Cómo valoras este contenido?

¡Haz click en una estrella para calificarla!

Si te gustó este contenido...

¡Compartilo en redes sociales!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *