Dinámica Haz lo que no Digo

Dinámica Haz lo que no Digo
4.6
(625)

Dinámica Haz lo que no Digo

Dinámica de Caldeamiento o Rompehielo

Objetivo de la dinámica Haz lo que no Digo:
– Reflexionar sobre el dominio de nuestros sentidos
– Energizar al grupo y crear un clima distendido
– Ejercitar la concentración, la escucha activa y la observación

Desarrollo

La dinámica Haz lo que no Digo es una actividad energizante, simple y divertida para mantenerse enfocado y agudizar las habilidades de escucha y observación.

Comience invitando a un par de voluntarios a unirse a usted en línea recta frente a su grupo. Luego, anuncie «ME GUSTA SALTAR ARRIBA Y ABAJO», pero, de hecho, está haciendo algo muy diferente, tal vez agitando los brazos en grandes círculos al lado de su cuerpo.

En otras palabras, en realidad está HACIENDO algo completamente diferente de lo que DICE que le gusta hacer.

Después invita a la persona que está a tu lado a hacer lo que dijiste que te gusta hacer, pero anuncia que le gusta otra cosa.

Por ejemplo, esta segunda persona saltará arriba y abajo (para hacer lo que dijiste), pero dirá que le gusta otra cosa, como “ME GUSTA MONTAR A CABALLO”. La siguiente persona en la fila hace como montar a caballo, y así sucesivamente.

En esencia, cada persona HACE lo que escuchó decir a la persona anterior, mientras dice que le gusta hacer algo completamente diferente. Es útil recordarle a cada persona que comience diciendo “ME GUSTA…” mientras físicamente hace otra cosa.

Reúna a su grupo en equipos de aproximadamente 10 a 15 personas, de pie en un círculo. Desafíe a su grupo a repetir este proceso, trabajando alrededor del círculo de la manera más rápida y precisa posible sin cometer errores.

Te recomendamos leer  Dinámica El Nudo Humano

La precisión es la clave, pero para sus grupos de alto rendimiento, sugiero que el ritmo y la elección de acciones únicas también son factores clave de éxito.

Entonces, si alguien hace una pausa para pensar demasiado o repite una acción que alguien ya ha realizado, el juego se detiene. Deben empezar de nuevo cada vez que alguien comete un error.

Al finalizar la actividad puedes invitar al grupo a realizar algunas reflexiones sobre la experiencia: ¿Fue este juego difícil de realizar?. ¿Qué es más potente, la visión o el audio?, ¿Qué nos enseña este juego sobre el dominio relativo de nuestros sentidos?. ¿Nos podemos desconcentrar fácilmente?.

Dinámica Haz lo que no Digo posibilita trabajar sobre los siguientes temas: desinhibición, distensión, escucha activa, concentración, integracióninteracción, observador, motivación, sentidos

¿Cómo valoras este contenido?

¡Haz click en una estrella para calificarla!

Si te gustó este contenido...

¡Compartilo en redes sociales!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *