Descubrir la Mentira

Descubrir la Mentira
4.8
(489)

Jugar a Descubrir la Mentira

Descubrir la mentira es una formidable actividad para que el grupo experimente como los prejuicios pueden ser obstáculos. La manera en que nos relacionamos y la forma en qué trabajamos en equipo están atravesadas por nuestros prejuicios acerca de las personas.

Con este ejercicios invitamos a las personas a conocerse un poco más y poder derribar ideas preconcebidas que pueden estar facilitando o dificultando las relaciones. Tenga en cuenta que esta actividad hay que realizarla con grupos cuyas personas no se conozcan demasiado porque de lo contrario no podrá ser efectivo.

Entregar a cada persona una bolsa de dulces, la cantidad debe ser el total de integrantes menos uno, Por ejemplo, si hay 16 integrantes se les debe entregar 15 dulces a cada uno.

En ronda, cada participante deberá decir en voz alta 3 aspectos personales de su vida, pero lo interesante es que uno debe ser falso. El resto del grupo tendrá que decir cual de los aspectos no es el verdadero.

Los aspectos pueden ser deportes que practica, hobbies, gustos por algo o lo que quieran compartir.

Las personas que aciertan al decir el aspecto falso deberán entregarle un dulce en compensación por haber descubierto su mentira. El resto que no acertó no entregan nada, se quedan con los dulces que ya poseen.

Al finalizar la ronda, todos y todas tendrán bolsas con cantidades diferentes de dulces. Esas cantidades están relacionadas a si el prejuicio que cada uno poseía era verdadero o no.

Abordaje y reflexión grupal

Indagar al grupo por qué algunos tienen más dulces y otros tienen menos, qué hicieron de diferente las personas para que existan esas diferencias. Con estas y otras preguntas se puede trabajar, por ejemplo, cómo los prejuicios dan o quitan posibilidades a las personas.

Te recomendamos leer  Dinámica El Semáforo

Si su grupo está preparado, puede explorar situaciones conflictivas que en algún momento emergieron en su equipo debido a los prejuicios.

Es importante que todos y todas conozcan qué son los prejuicios, cómo se manifiestan y por qué hay que trabajarlos. Si su grupo es capaz de responder estas preguntas podrá asumir mejores decisiones y vincularse de manera más sana.

¿Cómo valoras este contenido?

¡Haz click en una estrella para calificarla!

Si te gustó este contenido...

¡Compartilo en redes sociales!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *