Planificar un Focal Group

Planificar un Focal Group

LA PLANIFICACIÓN DE UN GRUPO FOCAL

Las decisiones básicas en el proceso de planificación de un grupo focal son las siguientes: 1) definir el propósito del estudio o proyecto, 2) identificar el rol del patrocinador o contratante del grupo focal, 3) identificar recursos humanos para el grupo focal de manera que permita realizar una actividad investigativa con propósito social, 4) definir un cronograma inicial del grupo focal, 5) determinar quiénes serán los participantes en el grupo focal, 6) escribir las preguntas para la guía de discusión del grupo focal, 7) desarrollar un plan de reclutamiento de participantes, 8) definir local, fechas y tiempos para las sesiones, 9) diseñar el plan de análisis, 10) especificar los elementos del informe final.

El personal que participará en el grupo focal incluye al menos un investigador y el patrocinador del estudio o proyecto. Cuando se trata de una actividad más compleja, incluirá a más miembros del staff de investigación.

EL RECLUTAMIENTO Y CANTIDAD DE PARTICIPANTES EN UN GRUPO FOCAL

La decisión sobre el número adecuado de participantes en un grupo focal implica un balance entre el tener suficiente cantidad de gente para generar una discusión y no tener tantos que el grupo sea multitudinario. Así, el grupo focal típico está compuesto entre 6 a 10 participantes.

Se debe además considerar un balance entre cantidad de participantes y tiempo de duración del grupo focal. Una sesión debiera durar mínimo 90 y máximo 120 minutos. Por tanto, si tenemos muchos participantes la cantidad de minutos efectivos en que ellos pueden participar exponiendo sus opiniones se reduce drásticamente.

Las tareas incluidas en la fase de reclutamiento son las siguientes: a) definir la población a partir de la cual se eligen los participantes, b) definir segmentos de interés dentro de la población, c) identificar la composición apropiada para cada grupo, d) desarrollar criterios de eligibilidad y exclusión para los participantes, e) preparar material de reclutamiento (explicación de los objetivos del grupo por ejemplo), f) hacer los contactos iniciales con participantes potenciales, g) determinar los procedimientos mediante los cuales se asegure la participación efectiva de los participantes.

Generalmente se debe iniciar los contactos de reclutamiento al menos dos semanas antes de que tenga lugar el grupo. Ello permite no solamente localizar los participantes sino que además enviarles comunicaciones de confirmación, indicaciones de localización del grupo, materiales. En la práctica el reclutamiento no termina hasta el mismo día de realización del grupo. Se debe hasta ese mismo día asegurar telefónicamente o por otro medio, la participación de los personas invitadas a ser miembros del grupo focal.

El reclutamiento es un proceso sistemático, donde al menos se pueden distinguir tres etapas: a) el contacto inicial, realizado con suficiente tiempo, habitualmente alrededor de dos semanas antes de iniciar el grupo focal, b) una semana antes, se debería enviar una confirmación a cada participante, y c) el día antes de que tenga lugar el grupo focal se debería contactar telefónicamente cada participante para asegurar su presencia.

La meta de reclutamiento es tener suficientes personas del perfil apropiado de manera de poder elegir y además tener posibilidades de reemplazo frente a los rechazos de participación. Otra forma de reclutamiento es la elección al azar de los futuros participantes, lo que es viable si se eligirán participantes a partir de una población relativamente homogénea.

Esta elección al azar no significa que se tenga una muestra probabilística, sino que la muestra de participantes en un grupo focal es siempre intencional. Una tercera forma de obtener los participantes es hacer uso de informante claves, lo que nos permite a través de un sólo contacto tener acceso a varios nombres de participantes potenciales.

Otra forma es el muestreo “snowball” o bola de nieve, donde mediante la localización de una primera persona, se le pide a ésta que de otros nombres de participantes potenciales y a éstos se le pide a su vez otros nombres.

A veces se utiliza como forma de reclutamiento el localizar participantes en el lugar mismo donde se realizará el grupo focal o más precisamente en el medio ambiente o contexto donde se desarrolle la temática que se esté tratando. Por ejemplo si se trata de un estudio de mercado acerca de un producto que se venda en un mall, tratar de obtener participantes entre los visitantes del mall.

Una última forma es colocar un aviso en un periódico u otra forma similar para llamar a posibles participantes. En todo este proceso de reclutamiento se debe todo el tiempo tener presente la importancia de mantener el criterio de tipificación que caracteriza una muestra intencional: los participantes deben ser característicos de aquellos segmentos de la población que son de interés para el estudio.

(Extracto del libro “Grupos Focales, Técnica de Investigación Cualitativa”; de Orlando Mella, año 2000)

Te pueden interesar las siguientes publicaciones:

Abril 1st, 2017 by