La Confianza en los Grupos

La Confianza en los Grupos

La importancia de la confianza dentro de un equipo de trabajo

Un equipo de trabajo exitoso se encuentra construido sobre una base de confianza. Cada miembro del equipo debe establecer la confianza, cultivándola a través de sus acciones, sus palabras y su trabajo para mantenerla. Cada miembro también necesita ser capaz de confiar en los miembros de su equipo para hacer un compromiso con ellos y sus objetivos, trabajar competentemente con esos objetivos en mente y comunicarse constantemente sobre los problemas que afectan al equipo.

Compromiso

El compromiso es una parte importante de la confianza. Cada miembro del equipo debe comprometerse a ayudar a sus compañeros a cumplir los objetivos, sin importar si se presentan obstáculos personales o profesionales. Por ejemplo: un miembro del equipo que tiene que tomar un largo período de licencia por enfermedad debe estar dispuesto a trabajar tanto como sea posible desde su casa. Los miembros del equipo deben ser capaces de confiar el uno en el otro para hacer su parte del trabajo del equipo sin fallar. Cada miembro del equipo debe ser consciente de las consecuencias perjudiciales de no cumplir con sus compromisos.

Competencia

Los miembros del equipo deben confiar en que sus compañeros de equipo son competentes y pueden completar eficientemente las tareas relevantes para el éxito del equipo. Por ejemplo: cada miembro del equipo debe ser capaz de concentrarse en la tarea que tiene asignada sin preocuparse por las tareas asignadas a sus compañeros. Cada miembro del equipo debe darse cuenta cuando necesitan ayuda y pedirla, en vez de ocultar las debilidades al resto del grupo. Cuando los miembros del equipo muestran vulnerabilidad a sus compañeros y estos responden de una manera eficiente y servicial, crece la confianza entre ellos.

Comunicación

La comunicación constante y significativa es necesaria para una relación de confianza dentro del equipo. Por ejemplo: si un miembro del equipo termina una tarea temprano, debe comunicarlo a sus compañeros de equipo y preguntar si puede ayudar a otro con su parte del trabajo. Si un miembro del equipo descubre información vital que es relevante para el éxito del equipo, tal como un cambio de fecha límite o la falta de recursos, debe comunicarlo a los demás tan pronto como sea posible. Las personas que trabajan en equipos virtuales necesitan hacer un esfuerzo para mantener a todos los miembros adentro. Por ejemplo: un correo electrónico dirigido a uno o dos miembros del equipo no es suficiente; en cambio, un correo electrónico de grupo o el uso de una herramienta de colaboración en línea es necesario para comunicarse con todos. Quienes reciban comunicación de otros miembros del equipo siempre deben responder para confirmar que han recibido la información y mantener la confianza.

Colaboración

La verdadera colaboración no se da sin un sentido de confianza entre los miembros del equipo. Cuando los miembros del equipo colaboran, comparten ideas creativas sin temor a que otro miembro del equipo obtenga el crédito por sus ideas. Un miembro del equipo que siente que está en un ambiente de confianza puede estar más dispuesto a expresar sus preocupaciones en relación a los objetivos del equipo o de sus miembros. Un equipo colaborador y en el que se puede confiar permite a sus miembros compartir información personal y desarrollar un vínculo más fuerte entre ellos.

Te pueden interesar las siguientes publicaciones:

Julio 7th, 2017 by