Gamestorming

¿CÓMO IMPLEMENTAR CON ÉXITO EL GAMESTORMING?

Gamestorming es un conjunto de prácticas que permiten facilitar el desarrollo de la creatividad y la innovación en el mundo empresarial. La cultura del Gamestorming nace en Silicon Valley (EE.UU) en el año 1970. El Gamestorming permite conducir al grupo hacia una meta por medio de un juego dinámico, una actividad estructurada que ofrece la posibilidad de pensar libremente.

Para hacer frente a la crisis actual, muchas empresas están llevando a cabo (o piensan que lo están haciendo) actividades de I+D+i. Los mercados están saturados, la competencia es feroz y las necesidades de los consumidores son ilimitadas e insaciables. Por ello, las empresas tienen que encontrar nuevos métodos y herramientas para poder mantenerse en el mercado y, si es posible, liderarlo. Uno de estos instrumentos que está teniendo éxito en la actualidad es el Gamestorming.

Crear un ambiente ideal para desarrollar la creatividad y la innovación en
las empresas
es un auténtico reto. Introducir dinámicas de juego en la empresa no es nuevo, pero muchas veces, nos encontramos con casos de fracaso donde las sesiones de “juegos” no son productivas y se descartan estas dinámicas porque los participantes tienen la sensación de que se trata de una pérdida de tiempo. Para evitar estos fracasos, existe una serie de claves para llevar a cabo la sesión de Gamestorming lo más exitosa posible:

Espacio de juego. Un entorno donde se genera un nuevo mundo, con reglas nuevas. Todo el que entra a este nuevo mundo tiene que conocer y aceptar las reglas del juego.

Límites. El juego tiene límites de tiempo y espacio. Se empieza cuando los participantes entran en el espacio de juego y se termina cuando lo abandonan.

Reglas. Las reglas del juego definen el espacio y tiempo del mismo, así como la dinámica de toda la sesión. Es necesario que el juego disponga de unas reglas bien estructuradas, fáciles de entender y de explicar.

Material. Consiste en los objetos o recursos necesarios para llevar a cabo el juego. Hay que tener materiales que sean innovadores y adecuados al juego.

Objetivo. TODOS los participantes tienen que saber cuándo se termina el juego y su finalidad, es decir, qué es aquello que hay que conseguir para dar por concluida la sesión. Puede que este objetivo esté acotado en un tiempo o no.

Finalmente, y a modo de conclusión, los juegos de Gamestorming son una buena metodología de trabajo dado que, si se hacen bien, son relativamente fáciles de implementar, están orientados al trabajo en equipo, inspiran compromiso y, finalmente, fomentan la innovación y la creatividad.

(Fuente: http://www.innovationfactoryinstitute.com/blog/como-implementar-con-exito-el-gamestorming/)

Te pueden interesar las siguientes publicaciones:

Marzo 20th, 2017 by