Formulación adecuada del problema

Formulación adecuada del problema

Formulación adecuada del problema. Una correcta formulación del problema se concreta en su enunciación, de modo que responda de manera clara, concreta y precisa al qué (introducción o elección del tema) y al para qué (objetivos) de la intervención.

Ezequiel Ander Egg en “Técnicas de Investigación Social” facilita la tarea de encontrar una formulación adecuada al problema a través de las siguientes preguntas:

  1. ¿Cuál es el problema?. Consiste en identificar el problema, planteándolo y delimitándolo.
  2. ¿Cuáles son los datos del problema?. ¿Cuáles son los aspectos o elementos principales del problema?. Se trata de expresarlo con claridad y precisión, mediante la descomposición de variables o dimensiones.
  3. ¿Qué se ha dicho sobre el problema?. Estudiar la lliteratura sobre el tema o cuestiones conexas.
  4. ¿Cuáles son las relaciones entre los diferentes aspectos del problema?. ¿Cuáles son las cuestiones conexas al problema?. Traducir la pregunta con que se formula el problema expresándolo en variables manipulables u susceptibles de verificación empírica.
  5. ¿Está suficientemente definido?. Se trata de evitar el equívoco en el uso de los conceptos; hay que definir claramente el alcance que se da a los términos que define el problema.
  6. ¿Qué solución se busca?. Es lo que determina el para qué de la intervención: la finalidad.

(Extracto del libro Metodología de la Intervención, Sistematización de experiencias de campo en Psicología Social – de Luis Alberto Gui y Marisa Isabel Pavón)

 

Te pueden interesar las siguientes publicaciones:

Noviembre 21st, 2016 by