Educar Jugando

Educar Jugando

Gamificación en las aulas, educar jugando. El juego es una de las actividades presentes en la naturaleza del ser humano desde sus orígenes como especie. Se puede jugar solo y en grupo, sentados alrededor de un tablero y de pie, en casa y al aire libre.

No importa la forma. A través del juego, niños y adultos aprenden, experimentan y comprenden la realidad que los rodea. La gamificación explota esta forma natural de aprender: utiliza las dinámicas de los juegos en actividades cuyo objetivo va más allá del entretenimiento.

Es decir, aprovecha todo lo que rodea al juego (sus mecánicas, los roles de los jugadores, los retos y recompensas, etc.) y lo traslada a un espacio no lúdico, como puede ser el trabajo y la educación. En otras palabras, si antes había una tarea a resolver, ahora hay un reto a superar; si antes había una entrega por hacer, ahora hay una recompensa a obtener.

Esta ludificación, otra de las formas de llamarlo, persigue sobre todo la mejora de la experiencia del usuario, ya sea un estudiante o un trabajador La idea detrás de este tipo de iniciativas es que si algo se disfruta, también se aprende mejor.

En el ámbito educativo, involucrar a los alumnos como parte de un juego aumenta su motivación y mejora su capacidad de atención. A diferencia de los métodos tradicionales (exposiciones, preguntas, dictados, etc.), el alumno no se trata como un elemento pasivo o meramente reactivo. Recompensas, estatus (ser, por ejemplo, un mago de mayor nivel que otro) y logros (superar el nivel “x” del juego) son algunas de las formas más comunes de gamificar una actividad.

(Fuente: https://thedailyprosper.com/es/a/gamificacion-en-las-aulas-educar-jugando)

Te pueden interesar las siguientes publicaciones:

mayo 12th, 2018 by