Category: Debate y Discusión

Enero 23rd, 2017 by admin

Grupo de Confrontación

Todas las personas reciben estímulos, tanto desde dentro como de fuera; muchas de sus reacciones se deben a motivaciones internas, ya sean conscientes o inconscientes, y muchas otras son respuestas a estímulos externos que bombardean la personalidad y la hacen reaccionar.

Con frecuencia, las personas confunden su mundo interno con el mundo externo, ponen en el exterior motivos de su mundo interior, y sienten como internos estímulos procedentes del mundo externo, lo cual dificulta su actuación en el exterior y les produce angustia en el interior.

A través de los grupos de confrontación, es posible lograr que el sujeto distinga su mundo interno de su mundo externo, con lo cual se favorece su salud mental y su rendimiento.

Características de los miembros del grupo:

Para obtener buenos resultados, es conveniente que estos grupos no excedan de 15 personas homogéneas en cuanto a edad, sin importar el nivel socioeconómico, escolar, u otras características concretas. La edad es importante para lograr que las personas tengan los mismos años vividos y experiencias similares para poder compararlas con las de los demás participantes.

Las personas que toman parte en este tipo de experiencia grupal, deben estar en contacto con alguna actividad que permita el movimiento interno deseado. Por ejemplo: Si el grupo se refiere a padres de familia, se le denomina “grupo de confrontación de padres de familia” y es necesario que ellos desempeñen alguna actividad dentro de la familia como platicar con los hijos acerca de determinados temas preestablecidos.

Es deseable que todos los grupos de confrontación se realicen con un conductor adjunto, para que ayude a los miembros a resolver los problemas teóricos y técnicos implícitos, y así, dejar al conductor la solución y la enseñanza de la discriminación emocional de cada uno de los miembros del grupo. Además, el adjunto conversa con un conductor sobre su funcionamiento y sus observaciones acerca de los participantes.

El conductor para su función, debe tomar en cuenta:

a) La constitución y rasgos físicos de los participantes.

b) La historia familiar tanto normal como patológica de cada uno de los miembros del grupo y del grupo como tal.

c) La motivación por la que cada sujeto participa en el grupo.

d) El medio ambiente concreto con el que el participante está en contacto.

e) Las metas del grupo.

f) Todos aquellos aspectos que tengan relevancia tanto para los miembros como para los conductores del grupo.

Los conductores deben estar conscientes de la apariencia y del tipo de respuestas que provocan con diferentes estímulos, tanto de sí mismos como de cada uno de los participantes. Este aspecto se vuelve un elemento de diagnóstico muy importante en el trabajo de los grupos de confrontación.

El modelo de grupo de confrontación es el siguiente:

a) Definición de una meta en la cual los participantes tengan que realizar alguna actividad que ponga en movimiento su mundo interno. Puede ser su propio trabajo o alguna tarea que se designe para el efecto.

b) Selección de 15 candidatos como máximo, más o menos de la misma edad. Si son 15 el número de participantes, las reuniones deberán de ser 15: si son 12 podrán ser 12 reuniones, si los participantes son 13, podrán ser 13 reuniones.

c) En la primera reunión, con el conductor adjunto, se explica el modelo de trabajo.

d) En dicha reunión se lleva a cabo la presentación de los miembros del grupo en cualquier forma que permita que se conozcan lo más posible.

e) El procedimiento inicial puede ser el siguiente:

l) Reunión de los participantes con el conductor adjunto.

2) Plática del conductor con su adjunto (15 a 30 minutos).

3) Reunión de los participantes con el conductor.

f) Si el grupo es de 15 personas, se recomienda que el tiempo de reunión con el conductor adjunto sea de 60 minutos y con el conductor 120 minutos. Si el número de personas es menor a 15, se puede reducir hasta en 15 minutos el tiempo del conductor adjunto y hasta en 30 minutos en el tiempo del conductor.

g) Tanto el conductor como el conductor adjunto no deben descuidar la despedida del grupo. Se recomienda tomar en cuenta la despedida de los miembros entre sí, la despedida con el conductor y con el conductor adjunto.

(Fuente: http://www.gerza.com/tecnicas_grupo/todas_tecnicas/grupo_confrontacion.html)

Posted in Debate y Discusión

Enero 3rd, 2017 by admin

Mesa Redonda con Interrogador

El método de la mesa redonda con interrogador es un intercambio de discusión e interrogación entre un pequeño grupo de individuos expertos (mesa redonda) y una persona o más (los interrogadores), generalmente bajo la dirección de un moderador.

Una de las ventajas que esta técnica ofrece es que se pueden tratar muchas preguntas en un tiempo breve, ya que la interacción entre el interrogador y la mesa pueden conducir al desarrollo total de un tema.

Este tipo de mesa redonda crea un ambiente competitivo que trae como resultado un interés de carácter general. Este interés es también producto de la especificidad de las preguntas y respuestas.

Esta técnica se utiliza con el fin de emplear el conocimiento o la experiencia superior de algunos individuos, quienes pueden ayudar en la exploración de problemas complejos o estimular el interés en los pormenores de un problema actual.

Para la obtención de un mayor control es aconsejable un acuerdo preliminar en cuanto a los campos generales que se tratarán, así como la designación de un moderador. También, utilizar esta técnica junto con otras en las que intervenga todo el grupo, para trazar la línea de preguntas que se han de emplear. Este procedimiento exige mucho tiempo.

Es importante contar, no solamente con la habilidad del interrogador, quien es el encargado de dirigir la discusión, sino que debe asegurarse de que haya comprensión del campo y la clase de preguntas específicas a cuyas respuestas aspira el grupo. No es recomendable un “ensaya’ de la discusión.

¿Cómo se realiza?:
  1. Al igual que en la mesa redonda, se elige a un grupo de expertos en el tema seleccionado.
  2. Junto con ellos trabaja una o más personas que fungen como interrogadores, los cuales pueden pertenecer o no al grupo mayor. Si es necesario se elige también a un moderador.
  3. El interrogador prepara una serie de preguntas alusivas al tema seleccionado que son contestadas de una manera clara y precisa por los expertos durante la sesión.
  4. El interrogador puede dirigir su pregunta a una persona en particular, o hacerla en general y uno de los participantes la contesta voluntariamente.
  5. De las respuestas dadas por los integrantes de la mesa redonda, se puede efectuar una breve discusión, bajo la coordinación de un moderador.
  6. Junto con el resto del auditorio se obtienen las conclusiones.

 

(Fuente: http://gerza.com/tecnicas_grupo/todas_tecnicas/mesa_redonda_interrogador.html)

Posted in Debate y Discusión

Octubre 28th, 2016 by admin

Congreso

Objetivos de la técnica Congreso: Favorecer, entre los integrantes, el posicionamiento sobre diversos contenidos. Posibilitar la aprehensión de los mismos. Crear condiciones para el debate grupal sobre la temática.

Indicaciones: Esta técnica permite organizar canales de comunicación que promuevan la exposición, recepción y discusión de los contenidos temáticos a abordar. Por esa razón recomendamos, en la reflexión final, indagar cómo se sintieron comunicándose de ese modo.

Desarrollo:

  • Se divide a los participantes en subgrupos. También se les puede solicitar que cumplan la consigna individualmente.
  • Se le pide a los integrantes que, sobre la temática propuesta, expongan y defiendan (como si fueran congresales) una postura o teoría (generalmente es el coordinador quien debe repartir los contenidos a defender).
  • Se da un tiempo para la elaboración de las distintas posturas.
  • Se genera una puesta en común con la participación, por turno, de los distintos “congresales”.
  • Se dispone un momento, al cierre de cada presentación, para el debate de los contenidos expuestos.
  • Se fomenta una reflexión compartida sobre lo que dejó, como resonancia, la actividad realizada.

Técnica extraída del libro “GPS Grupos Produciendo Sentidos”, de Aldana Neme y Federico de la Vega.

Posted in Debate y Discusión

Octubre 4th, 2016 by admin

Técnica del riesgo

La técnica del riesgo (propuesta por Norman R. F. Maier) tiene por objeto reducir el temor a enfrentar situaciones nuevas, tales como enfrentarse a un nuevo grupo de compañeros en la universidad, solicitar un empleo, conducir por primera vez una clase, ingresar a un grupo donde no se conoce a nadie, etc.

En general, toda situación de cambio produce algunos temores. La técnica del riesgo trata de reducir los sentimientos inhibitorios o negativos carentes de fundamento.

Si todos los miembros de un grupo tienen temores, unos específicos y otros vagos, cada uno de ellos puede ayudar al otro manifestando en voz alta los temores que puede localizar y desea comunicar. De este modo, la expresión colectiva del grupo sirve para clarificar los temores y al mismo tiempo crea una situación en la cual resulta aceptable su expresión en público.

Principales usos:

Puede ser útil al inicio de un curso o cuando el grupo presenta actitudes negativas como desinterés o apatía.

Cómo se aplica:

La situación a trabajar puede surgir del propio grupo en cualquier momento o bien ser propuesta por el profesor-facilitador.

1. El profesor-facilitador formula con precisión la situación real o hipotética productora de temores o sensación de riesgo. Explica que en la situación hay, seguramente, aspectos agradables, positivos, gratificantes, y quizá también algunos aspectos negativos, desagradables, inhibitorios, que podrían causar cierta tensión o preocupación, como por ejemplo, los exámenes. Sobre estos últimos aspectos solicita que se fije la atención, que se reflexione y que se manifiesten puntos de vista con absoluta libertad.

2. El profesor-facilitador estimula al grupo para que se expresen las opiniones, tratando de descubrir los temores que despiertan muchos aspectos difíciles durante el trabajo en el aula. Los miembros del grupo hablan de los peligros o riesgos que implica cualquier cambio y dejan de lado, por el momento, toda discusión sobre posibles ventajas. Debe crearse en el grupo un clima tolerante que favorezca la libre expresión.

3. A medida que los miembros del grupo van expresando los posibles riesgos, el profesor-facilitador los anota en el pizarrón en forma resumida.

4. Una vez agotada la presentación de los riesgos, el profesor invita a discutir los que han sido anotados en el pizarrón, uno por uno. Se analiza cada riesgo, se discute, se dan opiniones y puntos de vista sobre su realidad y fundamento. Si el grupo rechaza uno de los riesgos expuestos por uno de sus miembros, tratará de que se analice y discuta de modo que quien lo manifestó pueda esclarecerlo y se posibilite un cambio favorable en su actitud.

5. Durante el análisis se observará si el grupo acepta o rechaza un determinado riesgo. El profesor-facilitador guiará la discusión, permitiendo que sean los propios interesados quienes argumenten y encuentren las soluciones. Dar consejos o manifestar opiniones personales, cancela el proceso.

6. Por lo general, los miembros del grupo se sientan motivados para demostrar que los riesgos anotados, o cuando menos muchos de ellos, carecen de fundamento. De ese modo van cambiando las actitudes negativas.

7. Cuando se logra modificar las actitudes negativas frente a un riesgo, se borra de la lista o se tacha. La actitud del profesor-facilitador debe ser reticente más que favorable cuando se elimina un riesgo, con objeto de que sea bien aclarado.

8. Es probable que en una sola sesión no sea posible eliminar todos los temores infundados. Por lo tanto, en las siguientes oportunidades se vuelve a considerar la lista y en sucesivas discusiones es viable que los riesgos vayan desapareciendo gradualmente. En una sola sesión o en sesiones posteriores podrán observarse cambios en la actitud de los alumnos.

Sugerencias:

• Únicamente deberá trabajarse sobre los temores que se relacionan con la situación educativa en el grupo y nunca con las emociones o temores personales porque los profesores no tenemos la capacitación necesaria.

• Conviene que el grupo no sea muy numeroso para facilitar la participación de todos. En una clase de treinta alumnos la técnica del riesgo da buenos resultados, pero se advierte una participación parcial debido a que los menos comunicativos dejarán “que hablen los otros”.

• Las anotaciones de la lista en el pizarrón favorecen el proceso, aclaran el pensamiento y las actitudes, estimulan la atención e introducen un ambiente que favorece la participación.

• La atmósfera en clase deberá ser de tolerancia, nunca autoritaria.

• El profesor-facilitador no deberá expresar sus opiniones ni dar consejos, sino permitir que los alumnos encuentren sus propias soluciones.

• La lista de riesgos puede ser abordada en sucesivas sesiones.

(Fuente: http://hadoc.azc.uam.mx/tecnicas/dinamicas.htm)

Posted in Debate y Discusión

Septiembre 18th, 2016 by admin

Diálogos Simultáneos

La técnica de Diálogos Simultáneos consiste en dividir un grupo grande en pequeñas secciones de dos personas para facilitar la discusión. Se trata de un procedimiento muy informal, que garantiza virtualmente la participación total y, por lo tanto, tiene un potencial mayor para la intervención de todos los individuos que el método de reunión en corrillos. Esta técnica puede ser usada en casi cualquier grupo por ser práctica y fácil de aplicar. Se elige cuando la intervención individual total es necesaria y es importante considerar muchos aspectos separados de un problema. Al aplicar este método es un buen control y la implantación de normas pues mucha gente puede estar hablando al mismo tiempo y la situación convertirse en desagradable.

Esta técnica facilita la intervención individual, pero es bueno tener presente que uno de los dos integrantes del diálogo puede dominar al otro e imponerse completamente cualquier contribución que el otro pudiera hacer.

¿Cómo se realiza?:

  • El grupo mayor se subdivide, formando grupos de dos personas.
  • El tema de discusión, el establecimiento de normas y el tiempo, serán acordados previamente por el grupo.
  • La pareja establecida trabajará en forma individual, de tal manera que todos los integrantes del grupo tengan la oportunidad plena de participar.
  • Una vez que cada pareja haya finalizado su trabajo, el grupo mayor vuelve a integrarse y se llega a una conclusión sobre los resultados obtenidos.

(Fuente: http://www.gerza.com/tecnicas_grupo/todas_tecnicas/dialogos_simultaneos.html)

Posted in Debate y Discusión

Septiembre 2nd, 2016 by admin

Cine Debate

El Cine Debate es una técnica que posibilita abordar diversos temas haciendo críticas y/o análisis de las situaciones que se desarrollan en una película. Se utiliza como disparador de temas conceptuales ya trabajados por los participantes. Comúnmente, es muy útil para realizar análisis de la realidad social, cultural, económica y/o política desde diferentes perspectivas, sin embargo la técnica se puede aprovechar con cualquier tema que se desee reelaborar, siempre y cuando la película sea la indicada.

Consiste en la proyección de una película que posteriormente debe ser discutida por un auditorio determinado, tomando como eje del debate el tema que se decidió trabajar. Deberá designarse un moderador, quien debe estar bien preparado del tema, para conducir las discusiones.

Se deben seguir los siguientes pasos:

  1. Realizar una introducción teórica o hacer una presentación del filme
  2. Iniciar la proyección
  3. Generar el debate con preguntas acordes al enfoque que se quiera discutir
  4. Realizar conclusiones parciales y conclusión final

Posted in Debate y Discusión

Agosto 25th, 2016 by admin

Método Phillips 66

El nombre Método Phillips 66 deriva de su creador J. Donald Phillips. Del Michigan State College, y del hecho de que 6 personas discuten un tema durante 6 minutos. Es particularmente útil en grupos grandes de más de 20 personas.

Objetivo principal:

Lograr la participación democrática en los grupos muy numerosos. Tal como lo ha expresado su creador: “en vez de una discusión controlada por una minoría que ofrece contribuciones voluntarias mientras el tiempo lo permite, la discusión 66 proporciona tiempo para que participen todos, provee el blanco para la discusión por medio de una pregunta especifica cuidadosamente preparada, y permite una síntesis del pensamiento de cada pequeño grupo para que sea difundida en beneficio de todos”.

Objetivos específicos:

– Permitir y promover la participación activa de todos los miembros de un grupo, por grande que éste sea.

– Obtener las opiniones de todos los miembros en un tiempo muy breve.

– Llegar a la toma de decisiones, obtener información o puntos de vista de gran número de personas acerca de un problema o cuestión.

– Detectar intereses, opiniones, deseos, problemas o sugerencia de un grupo grande de personas en poco tiempo.
– Ampliar la base de comunicación y de participación al interior de un grupo numeroso.
– Implicar a la gente en las responsabilidades grupales.
– Disponer de un sondeo rápido de las opiniones o captar la disposición general prevaleciente en un grupo.
– Reforzar las prácticas democráticas al interior de un grupo.

Además, esta técnica desarrolla la capacidad de síntesis y de concentración; ayuda a superar las inhibiciones para hablar ante otros; estimula el sentido de responsabilidad, dinamiza y distribuye la actividad en grandes grupos.

El “Phillips 66” puede ser aplicada en muy diversas circunstancias y con distintos propósitos, siendo un procedimiento flexible.

Aspectos metodológicos

1ª fase: En el grupo grande:
– En primer lugar, cuando en un grupo numeroso de personas se considera oportuno realizar un Phillips 66, hay que explicar a la gente para qué se emplea y en qué consiste el procedimiento.
– En segundo lugar, se formula la pregunta o se indica el tema concreto sobre el que se va a dialogar.
– Por último, se invita a la gente formar los subgrupos, siendo casi siempre preferible que busquen a las personas menos conocidas.

2ª fase: En los subgrupos:
– Cada subgrupo designa un coordinador (que controla el tiempo y permite que cada miembro exponga sus ideas) y un secretario o relator que anotará las conclusiones para exponerlas en el grupo grande.
– El coordinador da la señal de comienzo del tiempo.

– Los grupos tratan el tema, dando oportunidad a que todos participen.

– Cuando falta un minuto para terminar el tiempo, el coordinador avisa.

– Antes de terminar la reunión, cada secretario lee las conclusiones y obtiene el consenso del resto del grupo.

3ª fase: Se pasa de la situación intra-grupal a una situación inter-grupal
– Terminado el tiempo previsto -siempre puede ser elástico en algunos minutos- se reúnen los subgrupos (constituyendo otra vez el grupo grande inicial) y cada secretario expone brevemente las conclusiones u opiniones del subgrupo; si las hubo, deben expresarse también las discrepancias o diferencias de puntos de vista que se produjeron.
– Se anota en una pizarra una síntesis de los informes presentados, y se hace un resumen general.

Papel del coordinador en procesos de debate:

Para aplicar esta técnica, el componente del grupo que hace de coordinador debe:

– Presentar de manera clara el tema o problema que se ha de considerar.

– Precisar el objetivo a conseguir en grupo

– Clarificar los criterios de agrupación de los miembros.

– Fijar el tiempo destinado a trabajar en grupo.

– Comentar, si es necesario, la conveniencia de escribir los acuerdos y producciones.

– Cuidar que los intercambios dentro de cada pequeño grupo se ciñan al tema que se ha estipulado.

– Asegurar que las intervenciones se lleven a cabo con la intensidad de voz adecuada para evitar interferencias en otros grupos.

– Indicar el término de la discusión

– Poner las condiciones para que los diversos miembros procuren llegar, en lo posible, a posiciones unificadas o complementarias.

En la puesta en común el coordinador debe cuidar de:

– Favorecer la clara, ágil y ordenada aportación de los diversos miembros.

– Asegurar la buena calificación, de entrada, de todas las aportaciones.

– Velar para que estas aportaciones sean consideradas en términos de complementariedad.

– Dejar constancia escrita del material elaborado.

Sugerencias prácticas:

Cuando el grupo no es muy numeroso, pueden formarse subgrupos de 3 o 4 miembros. En cambio no es conveniente formar grupos de más de 6 personas, porque la participación se vería afectada.

Si los miembros no se conocen, la interacción será favorecida con una breve auto – presentación antes de comenzar la tarea del subgrupo.

El facilitador podrá ampliar el tiempo de discusión de los subgrupos si observa que éstos se hallan muy interesados en el tema, o no han llegado al resumen.

Es conveniente que la pregunta o tema en discusión sea escrita en una pizarra y quede a la vista de todos.

En las primeras experiencias se propondrán temas sencillos, formulados con la mayor claridad y precisión.

El facilitador debe actuar con sencillez y naturalidad, estimulando el interés por la actividad. No debe hacer ninguna evaluación de las ideas o respuestas aportadas por los subgrupos; es el grupo quien debe juzgarlas.

En una etapa de mayor experiencia, se pueden asignar distintos temas a cada subgrupo o a varios de ellos.

En lo posible, la pregunta ha de ser de las que exigen respuestas de tipo “sumatorio” (Y no de oposición); ejemplo: mencione causas….; qué consecuencia tiene……; cuántos factores….; qué características…., etc.

No conviene utilizar esta técnica para tratar temas controvertidos en las ocasiones en que se quiere saber la opinión de las personas que integran un grupo grande, aunque a veces puede ser inevitable incluir temas que polarizan a la gente.

El animador del grupo debe moverse entre los subgrupos para estar a disposición de los mismos.

Hay que hacer uso de las conclusiones, ya que de lo contrario se puede producir una frustración entre los participantes.

Dado que los aportes suelen ser superficiales y dispersos, conviene utilizarla para plantear temas muy breves y concretos.

Posibles aplicaciones:

El “Phillips 66” puede usarse tanto en clases comunes como en eventos especiales de grupo. No es de por sí una técnica de aprendizaje, no enseña conocimientos ni da información (salvo la eventual que aparezca en la interacción).

Facilita en cambio la confrontación de ideas o puntos de vista, el esclarecimiento y enriquecimiento mutuo, la actividad y participación de todos los alumnos estimulando a los tímidos o indiferentes. En un grupo de discusión, que bien puede ser la clase, el “Phillips 66” es útil para obtener rápidamente opiniones elaboradas por subgrupos, acuerdos parciales, decisiones de procedimiento, sugerencias de actividades, tareas de repaso y de comprobación inicial de la información, antes de tratar un nuevo tema.

También puede utilizarse esta técnica en al aula para indagar el nivel general de información que poseen los alumnos sobre un tema; para elaborar y hallar aplicaciones a un tema aprendido teóricamente.

Después de cualquier actividad realizada colectivamente (Clase, conferencia, película, experimento, etc.) la misma puede ser evaluada o apreciada en pocos minutos por medio de esta técnica.

(Fuente: http://unmsm.tripod.com/grupos01.html)

link Consulta las dinámicas donde se pueden poner en práctica el Debate y la Discusión

Posted in Debate y Discusión

Agosto 13th, 2016 by admin

Seis Sombreros para Pensar

Seis sombreros para pensar permite, además de fomentar la creatividad, profundizar en el tema mediante un análisis minucioso del mismo.

Esta técnica utiliza la metáfora de ponerse o quitarse sombreros de diferentes colores: blanco, rojo, negro, amarillo, verde y azul. Cada color representa una actitud que debemos tomar y defender cuando nos colocamos en la cabeza, imaginaria o realmente, ese sombrero.

Permite, además, simplificar el pensamiento, ya que el grupo va tratando una perspectiva tras otra (lógica, información, creatividad, crítica, etc.) También ofrece a cada participante la oportunidad de adoptar distintos puntos de vista y roles de pensamiento, cada vez que se “quita un sombrero” y se “coloca” otro.

Los sombreros pueden combinarse, no hay por qué usar uno cada vez. Cualquier miembro del grupo puede pedirnos que nos pongamos un sombrero, o nosotros a ellos. Todos los miembros pueden ponerse a la vez el mismo sombrero, o cambiar alternativamente, según lo que se vaya a decir, aunque no es necesario cambiar de sombrero para cada afirmación. Lo ideal es seguir una secuencia previamente definida.

–       Sombrero blanco

Al usarlo nuestra mente debe comportarse como un ordenador, manejando hechos y cifras, y actuando de manera neutral y objetiva, sin interpretar ni opinar nada al respecto. Los datos deben exponerse tal cual, sin argumentación, ni explicación alguna.

Al exponer los datos, debemos hacer una clara distinción entre hechos creídos y hechos verificados. Si aportamos datos creídos se debe especificar que lo son y si finalmente resulta que estos hechos son fundamentales para el problema, debemos verificarlos.

–       Sombrero rojo

Es lo opuesto al blanco. Se refiere a las emociones, sentimientos y aspectos no racionales del pensamiento. Permite expresar todas las intuiciones, presentimientos, etc., sin necesidad de justificar ni explicar lo que se siente. No tienen por qué ser emociones lógicas ni coherentes. Este sombrero permite expresar opiniones en modo desensación.

–       Sombrero negro

Representa el lado lógico y crítico. Deja de lado la creatividad y los aspectos más generativos y constructivos del pensamiento. Debe ser un pensamiento lógico y veraz, pero no tiene por qué ser justo. Su objetivo es señalar los errores de forma objetiva. Debe también señalar riesgos, peligros, diferencias y problemas potenciales que puedan surgir en el futuro.

–       Sombrero amarillo

Representa el lado positivo y optimista. Es el pensamiento constructivo que siempre ve los beneficios de algo.

El sombrero amarillo permite expresar ese optimismo, pero debe hacerse aportando argumentos y explicando las razones de ese optimismo. Es la actitud opuesta al sombrero negro.

El pensamiento del sombrero amarillo es el contractivo y generativo. Se ocupa de la operatividad, de hacer que las cosas ocurran.

–       Sombrero verde

Es el pensamiento creativo y lateral. Se encarga de las nuevas ideas, nuevos conceptos y nuevas percepciones, del cambio. Debe desechar viejas ideas y generar otras nuevas.

El mero hecho de “ponerse” el sombrero verde no nos convertirá en más creativos, pero ofrece una oportunidad para serlo y dejar de lado nuestro aspecto crítico o negativo. El sombrero verde teofrece la oportunidad de buscar e indagar nuevos caminos, buscar una alternativa para encontrar ideas innovadoras y nuevas.

–       Sombrero azul

Debe organizar el pensamiento y dar las instrucciones necesarias para pensar y controlar al resto de sombreros.

El azul sugiere distancia, tranquilidad y autodominio, pero también es el color del cielo, que está por encima de todo. El azul no se limita a organizar la utilización de los otros sombreros, sino que también permite al que lo llevaorganizar los aspectos del propio pensamiento, tranzando el camino que se debe seguir.

El sombrero azul también es el encargado de realizar la síntesis final y la preparación del acta de la reunión.

(fuente: http://www.blog.andaluciaesdigital.es/2014/10/21/herramientas-y-tecnicas-para-fomentar-la-creatividad/)

Posted in Debate y Discusión, Desarrollo de la Creatividad

Junio 18th, 2016 by admin

El Debate

El debate es un acto propio de la comunicación humana que consiste en la discusión acerca de un tema polémico —llamado premisa o moción— entre dos o más grupos de personas. Es de carácter argumentativo, y es guiado por un moderador. Los debates no los gana necesariamente quien tiene la razón, sino quien sabe sostener mejor sus ideas.
Uso: En técnicas de presentación de materiales dónde el objetivo es la transmisión de información;
·         Cuando se pretende dar el resumen de algún trabajo realizado o como evaluación pública.
·         En la interpretación colectiva sobre un tema específico.
·         Como método de aprendizaje cuando el grupo de alumnos no tiene mucha experiencia en los foros.
·         Para realizar una evaluación de las diferentes aportaciones. Permite observar los diversos criterios respecto al tema tratado.
·         Para argumentar, responder y exponer puntos de vista sustentados sobre un tema.
Clasificación:
1. Debate político: Es cuando dos políticos se enfrentan, en una confrontación en la cual se mide quién es el que dice MAS mentiras,(ya que todos dicen mentiras) a menudo es entre candidatos a presidente. También hay debates entre dos partidos, los cuales siempre terminan en peleas.
2. Debate ínter escolar o universitario: Es un debate entre dos colegios o universidades, los alumnos se debaten entre sí, Estas consisten en un sistema formalizado de argumentación lógica sobre una proposición, tema o propuesta, usualmente controversial o polémica, de acuerdo a reglas preestablecidas que permiten a los dos equipos la posibilidad de discutir y llegar a una conclusión sobre las proposiciones, problemas y diferencias.
3. Debate enciclopédico: Se ubica en el forúnculo, es donde las mentes más grandes y ociosas se debaten sobre si una plantilla debe ser graciosa o sarcástica. También es el perfecto lugar para los bufones que disfrutan burlarse de las preguntas estúpidas de los noobs.
4. Debate de filósofos: Es cuando dos locos que dicen saber el significado de la vida o por lo menos intentan encontrarlo, se debaten sobre cosas relacionadas al aspecto teológico del hombre, tales como si se tiene alma o Dios existe. Cada vez hay menos de esto debates porque la gente se preocupa más de cosas insustanciales, como por ejemplo, Megadeth es mejor que Metallica, el Real Madrid es más grande que el Barcelona y demás clases de discusiones que duran años.
5. Debate de farándula: Es donde varios personajes, que no tienen nada mejor que hacer, debaten entre sí sobre cosas tales como el nuevo corte de pelo de Brad Pitt o si los implantes de Angelina Jolie son catastróficos. Es increíble lo tanto que les pagan por hablar tonteras que a nadie interesa.
Características:
·         Permite abordar el único tema propuesto mediante un intercambio de ideas, englobado en una única página de fácil visualización.
·         Dar a conocer y defender las opiniones sobre algún tema en específico
·         Sustentar y dar elementos de juicio claro en la exposición, para facilitar la toma de decisiones sobre algún tema en específico
·         Ejercitar la expresión oral, la capacidad de escuchar y la participación activa de los debates
·         Defender nuestras opiniones justificándolas
Instrucciones:
(ANTES)
1.    PREPARARSE PARA EL DEBATE SOBRE UN TEMA
Se ha de proporcionar una visión general del tema introduciendo las cuestiones más generales vinculadas con la temática a debatir y suministrar un listado con la literatura de referencia. El uso de fuentes fiables es imprescindible en cualquier debate universitario de calidad.
2.    DECIDIR LA TESIS A DEBATIR
La tesis ha de ser debatible: se ha de poder encontrar fácilmente argumentos a favor y en contra, o bien mediante un debate informal in situ o bien pidiéndose un breve resumen preliminar por escrito de las cuestiones fundamentales vinculadas a una o varias tesis alternativas, explicando sus pros y contras así como su relevancia.
3.    ASIGNAR LOS EQUIPOS DE DEBATE (si se aplica a un grupo grande.Ejemplo: grupo de alumnos)
El tamaño de los equipos: de 2 a 5. Dependerá del tamaño del grupo, de la cantidad de temas a debatir, etc. Por ex.: con 10 estudiantes/debate, en una clase de 60 estudiantes se organizarían 6 debates distintos. Se recomienda que los equipos preparen ambas argumentaciones a favor y en contra, de manera que unos minutos antes del debate se decida por sorteo que posición les corresponderá defender.
4.    ORIENTAR LA ESTRATEGIA DEL EQUIPO
El trabajo en equipo es clave en un debate. Algunos roles posibles de repartirse entre distintos miembros del equipo:
a.    Exposición oral: el equipo ha de acordar quiénes serán los oradores que harán la exposición de la argumentación del equipo.
b.    Refutación: pueden ser los mismos oradores, o puede ser una función específica en el equipo.
c.    Preguntas: un miembro puede dedicarse a hacer las preguntas a los oponentes de manera a analizar y cuestionar el razonamiento del equipo oponente.
d.    Resumen: un miembro se encargará de hacer el resumen y comprobar que se ha dado respuesta a todas las cuestiones planteadas por cada equipo. Se puede encargar de hacer la conclusión final.
e.    Investigador o documentalista: un miembro puede dar apoyo al resto manteniendo bien archivada y accesible toda la información necesaria para el debate.
5.    ORIENTAR LA INVESTIGACIÓN Y LA CONSTRUCCIÓN DE LAARGUMENTACIÓN
Para asegurar el éxito de la investigación se puede asignar como trabajo previo la presentación de un breve resumen esquemático de sus principales argumentos en favor y en contra de la tesis a debatir. Se recomienda un plazo de 2 semanas (mínimo) para realizar una buena investigación previa al debate.
6.    DAR INSTRUCCIONES CLARAS SOBRE LA METODOLOGIA DEL DEBATE Y LAS REGLAS A SEGUIR
Los debatientes deben tener un esquema muy claro e instrucciones muy precisas sobre el funcionamiento del proceso de debate: formato elegido, tiempos, turnos, roles, criterios de evaluación, reglas, penalizaciones, etc. El moderador tendrá un rol activo en la coordinación y planificación del debate, acentuando la necesidad de la persuasión requerida en un debate. Los distintos formatos y tiempos normalmente empleados idónea y fácilmente adaptables para utilización en función de las necesidades y criterios que el docente establezca.
(DURANTE)
7.    MODERAR EL DEBATE
La moderación consiste en asegurar el cumplimiento de las reglas establecidas, como pueden ser los tiempos de intervención u otras reglas de conducta más generales. Es una oportunidad para implicar a las personas en: controlar del
tiempo, controlar infracciones a reglas pactadas, etc., dejando así espacio para que el profesor y el jurado se concentre en los contenidos debatidos.
8.    DEFINIR EL PAPEL DE LA AUDIENCIA
La audiencia puede tener un rol activo en alguna fase del debate:
a)    Antes: se puede recoger los votos de la audiencia antes del debate.
b)    Durante: se puede permitir la intervención de la audiencia en una fase abierta en la que puedan hacer preguntas a los equipos.
c)    Después: se puede recoger los votos de la audiencia después del debate y comparar el impacto de la argumentación antes y después del debate. Se puede tener en cuenta también los votos de la audiencia en el veredicto final. El profesor puede asignar que la audiencia entregue un resumen ejecutivo individual por escrito de los debates desarrollados, en el cual cada estudiante identificará los principales argumentos tratados, evidencias presentadas, y tomará una posición crítica.
(DESPUÉS)
10. EVALUAR EL PROCESO
Los criterios de evaluación han de estar muy claros antes del debate. Posibles criterios a valorar:
a)    Antes: Contenido y organización – calidad de los argumentos presentados, organización del caso y de las líneas argumentales, calidad de las evidencias y fuentes utilizadas, validez de los razonamientos, identificación de las ideas pertinentes, relevancia de los argumentos para la posición defendida, etc.
b)    Durante: Exposición oral – capacidad de síntesis y expresión oral, capacidad de comunicación y persuasión, adecuación de medios auxiliares utilizados (videos, presentaciones, transparencias, etc.), trabajo en equipo, calidad del lenguaje, capacidad de refutación, formulación de preguntes, etc. També se pueden definir penalizaciones por: sobrepasar o no agotar el tiempo asignado a cada turno, no respetar el minuto protegido, faltar con el respeto a los compañeros, etc.
c)    Después: Trabajo escrito individual, puede ser resumen ejecutivo de la investigación realizada y posicionamiento crítico post-debate.
Tema: Cualquier tema de índoles social, política, económica, humana

Posted in Debate y Discusión

World Café
Junio 14th, 2016 by admin

World Café

Un World Café es una dinámica dirigida a potenciar procesos de reflexión y participación de las personas alrededor de un tema concreto. Se trata de una jornada en la que  las personas que asisten aporten su propia perspectiva sobre el tema a debatir y escuchen las de otras personas para conocer y conectar con otras formas de ver, ampliando así su visión.  En definitiva, es una conversación, una forma intencional de crear una red viva de comunicación, un diálogo colaborativo, en donde se comparte el conocimiento y la creación de posibilidades para la acción en grupos de todos tamaños.

El World Café (o Café Mundial) es una metodología que crea redes de diálogo colaborativo, alrededor de asuntos que importan en situaciones de la vida real. Es una metáfora provocativa: a medida que creamos nuestras vidas, organizaciones o comunidades, estamos en efecto, moviéndonos entre “mesas de conversaciones” de un Café.

Tanto como proceso conversacional, como patrón de sistemas vivientes, el WorldCafé tiene consecuencias -inmediatas y prácticas- en los diseños de reuniones y conferencias, formaciones estratégicas, creación de conocimiento, rápida innovación, involucramiento de accionistas, y cambios de gran escala. Experienciar el WorldCafé en acción también nos ayuda a tomar decisiones, personales y profesionales, acerca de maneras más satisfactorias de participar en las conversaciones que modelan nuestras vidas.

World Café #01

World Café #01

Principios operativos:

• Cree un espacio acojedor
• Explore preguntas que importan• Aliente la contribución de cada uno
• Conecte diversas perspectivas
• Escuche Patrones, Percepciones y Preguntas más profundas
• Haga visible el conocimiento colectivo

Creencias

• El conocimiento y sabiduría necesarios está presente y es accesible
• Los descubrimientos colectivos evolucionan desde: honrar las contribuciones de cada uno, conectar ideas, escuchar lo que va surgiendo, notar temas y preguntas más profundas
• La inteligencia emerge a medida que el sistema se conecra a sí mismo, de maneras creativas y diversas.

World Café #02

World Café #02

Más información en: http://www.theworldcafe.com
(Fuente: http://www.conversacionesparatodos.com/world-cafe)

Posted in De Análisis, Debate y Discusión

Junio 10th, 2016 by admin

El Panel

El panel es una técnica en el que un grupo de personas expone en forma de diálogo un tema frente a un auditorio cuya duración es de sesenta minutos aproximadamente.
Se emplea cuando las personas son expertas en el tema y están dispuestas a informar al auditorio. Esta técnica es adecuada cuando el auditorio tiene iguales experiencias a las de los expertos o cuando en un grupo surge la necesidad de escuchar a otras personas con experiencia sobre el mismo tema.

Los integrantes son: un coordinador, un secretario portavoz y de cuatro a seis participantes. El secretario debe hacer un resumen de todo lo expuesto. De este resumen parte la discusión del auditorio con los expositores. El tiempo de intervención debería ser de uno a dos minutos.

Preparación:

  • Los panelistas y el coordinador hacen una reunión para acordar el tema a desarrollar y los puntos a tratar. Es conveniente que se distribuyan los puntos que se quieren abordar para que ninguno quede afuera.

Desarrollo:

  • El coordinador presenta a los panelistas y formula la primera pregunta sobre el tema a desarrollar. Después que cada uno de los miembros del panel ha intervenido, el coordinador hace nuevas preguntas que puedan ayudar a tocar puntos que aun no se han mencionado. Luego al finalizar el tiempo de exposiciones el coordinador pedirá a los expositores que hagan un resumen de sus ideas y posteriormente el secretario dará sus conclusiones finales (si no hay secretario lo podrá hacer el coordinador) y dará paso al grupo de preguntas del los miembros del auditorio para los integrantes del panel.

Sugerencias:

  • Los miembros del panel y el coordinador deben estar ubicados de manera que puedan verse entre sí para dialogar, y a la vez ser vistos por el grupo. La ubicación semicircular suele ser la más conveniente, ya sea detrás de una mesa o sin ella.
  • Se aconseja tener especial cuidado en la elección de los miembros del Panel, pues una conversación de este tipo debe mantener despierto el interés de un grupo que permanece pasivo. Además del conocimiento sobre el tema, se requiere en los interlocutores capacidades de facilidad de palabra, claridad de exposición.
link Consulta las dinámicas donde se pueden poner en práctica el Debate y Discusión

Posted in Debate y Discusión

Abril 19th, 2016 by admin

Mesa Redonda

link Consulta las dinámicas donde se pueden poner en práctica el Debate y la Discusión

Un grupo de expertos (pueden ser miembros del grupo con el que se está operando) sostienen puntos de vista divergentes o contradictorios sobre un mismo tema el cual exponen ante el grupo en forma sucesiva.

Principales usos:

Útil para dar a conocer a un grupo los puntos de vista divergentes o contradictorios sobre un determinado tema o cuestión. La mesa redonda ha sido difundida ampliamente por la televisión, donde, por ejemplo, políticos de diversos partidos exponen sus puntos de vista contradictorios acerca de un hecho o medida de gobierno.

Ventajas:

  • La confrontación de enfoques y puntos de vista permitirá al grupo obtener una información variada y ecuánime sobre el asunto que se trate, evitándose así los enfoques parciales, unilaterales o tendenciosos, posibles en unipersonal.
  • Propicia la capacidad de los participantes para seleccionar y manejar la información.
  • Desarrolla la expresión oral de los participantes y su capacidad para argumentar sus puntos de vista.

Desventajas:

  • No participan de igual manera todos, por lo que es necesario apoyar la técnica con otras dinámicas.

Cómo se aplica:

Una vez decidido el tema o cuestión que desea tratarse en la mesa redonda, el coordinador debe seleccionar a los expositores (pueden ser de 3 a 6 personas) de los distintos puntos de vista, deben ser hábiles para exponer y defender sus posiciones con argumentos sólidos. Se hará una reunión previa los participantes con el objeto de coordinar el desarrollo, establecer el orden de exposición, tiempo, temas y subtemas por considerar, etc.

Los miembros de la mesa redonda deben estar ubicados en un sitio donde puedan ser vistos por todos. Generalmente el coordinador (puede ser otra persona del grupo) se sienta en el centro, detrás de una mesa amplia, y los expositores a su derecha e izquierda formando los respectivos “grupos” de opinión.

1. El coordinador abre la sesión con palabras iniciales, mencionando el tema por tratarse, explica el procedimiento que debe seguirse, hace la presentación de los expositores agradeciéndoles su cooperación, comunica al grupo que podrán hacer preguntas al final, y ofrece la palabra al primer expositor.

2. Cada expositor hará uso de la palabra durante 10 minutos aproximadamente. El coordinador cederá la palabra a los integrantes de la mesa redonda en forma sucesiva, y de manera que se alternen los puntos de vista opuestos o divergentes. Si un orador se excede en el uso de la palabra el coordinador se lo hace notar prudentemente.

3. Una vez finalizadas las exposiciones, el coordinador hace un breve resumen de las ideas principales de cada uno de ellos, y destaca las diferencias más notorias que se hayan planteado. Para ello habrá tomado notas durante las exposiciones.

4. Con el objeto de que cada expositor pueda aclarar, ampliar, especificar o concretar sus argumentos y rebatir los opuestos, el coordinador los invita a hablar nuevamente durante dos minutos cada uno. En esta etapa los expositores pueden dialogar si lo desean defendiendo sus puntos de vista.

5. Minutos antes de expirar el plazo previsto, el coordinador da por terminada la discusión y expone las conclusiones haciendo un resumen final que sintetice los puntos de coincidencia que pudieran permitir un acercamiento entre los diversos enfoques, y las diferencias que quedan en pie después de la discusión.

6. El coordinador invita al auditorio a hacer preguntas a los miembros de la mesa sobre las ideas expuestas. Estas preguntas tendrán sólo carácter ilustrativo, y no se establecerá discusión entre al auditorio y la mesa. Las personas del auditorio tendrán derecho a una sola intervención.

Sugerencias:

  • El coordinador debe ser imparcial y objetivo en sus intervenciones, resúmenes y conclusiones. Tendrá que utilizar sus capacidades de agilidad mental y de síntesis, y será muy prudente en el tiempo que tome para su participación.
  • El coordinador desalentará las intenciones polémicas de algún integrante del grupo. Insistirá en aclarar que las preguntas del público no deben convertirse a su vez en “exposiciones” sobre el tema, y que una vez contestadas no deben llevar a la discusión.
  • Es conveniente que la mesa redonda no exceda los 50 minutos para dar oportunidad a las intervenciones del coordinador y a que el público formule preguntas.
  • En grupos de participantes muy jóvenes o inexpertos los expositores podrán trabajar y hacer sus presentaciones en parejas.

(Fuente: http://hadoc.azc.uam.mx/tecnicas/redonda.htm)

Posted in Debate y Discusión Tagged with: